Prevención salvó vidas en Caldas

POR VANESA RESTREPO Y GUSTAVO OSPINA ZAPATA |

Un total de 20 viviendas evacuadas, con 16 familias y 50 personas afectadas, dejaba hasta ayer en la noche la emergencia invernal que se inició el miércoles en la vereda Salinas, de Caldas.

Los agrietamientos obligaron a la evacuación de 14 casas, lo que evitó una tragedia con víctimas ante un deslizamiento de tierras ocurrido en la madrugada de ayer.

El reporte lo dio la alcaldía municipal tras una evaluación realizada por la Unidad de Gestión de Riesgo.

La emergencia afectó los sectores Salinas hasta la Estación y Nicanor. El deslizamiento de tierra hizo colapsar 7 viviendas y no se presentaron lesionados ni víctimas fatales. “En esta vereda viven unas 200 familias, pero en riesgo solo estaban 16 y fueron todas ya evacuadas”, expresó el secretario de Gobierno, Hernán Restrepo.

En la noche del miércoles ya se había presentado el levantamiento de los rieles (vía férrea) y el hundimiento total del terreno. En la mañana de ayer los bomberos y la Unidad de Gestión del Riesgo visitaron la zona para determinar cuántas viviendas colapsaron.

También para analizar lo que sigue para las personas que fueron evacuadas.

El secretario Restrepo recordó que la zona es de invasión, “las familias sabían la situación y decidieron dejar las viviendas a voluntad”, expresó y reconoció que los damnificados quedaron en situación crítica, porque ya no podrán habitar las casas.

Además, al afectarse la vía y prohibirse el paso por ella, quedaron aislados y se busca una alternativa por la carretera Nicanor-Amagá, que de todas maneras les retardaría la llegada al casco urbano de Caldas en una hora y 20 minutos.

El anuncio de la emergencia

El miércoles, cuando se presentaron los agrietamientos, el municipio activó los protocolos de la Unidad de Gestión de Riesgo con participación de las secretarías de Infraestructura, Planeación y Gobierno y apoyo del cuerpo de Bomberos y la Defensa Civil.

EPM interrumpió el fluido eléctrico para evitar incendios y una operadora de telefonía suspendió las redes de comunicaciones.

A la zona llegaron geólogos a evaluar los terrenos mientras que el Área Metropolitana y Corantioquia se sumaron a las gestiones para aminorar el riesgo y ofrecer soluciones a la comunidad afectada.

El 14 de abril pasado, también en Caldas, se desbordaron la quebrada La Inmaculada y el río Medellín, afectando los barrios Andalucía, La Inmaculada y La Corralita, con un saldo total de 148 personas damnificadas. El río derribó una casa en esa zona céntrica del municipio del Aburrá .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *